Tenerlo claro nunca fue tan buen negocio

Si hay una cosa difícil en este mundo es establecer objetivos y metas, nos cuesta muchísimo, porque no nos enseñan cómo hacerlo. Ha surgido una modalidad para ayudarnos a conseguir el tan buscado logro y nos damos cuenta de que es algo que solo requiere entrenamiento, es muy fácil una vez que lo practicas deliberadamente.

Lo primero es estar claros, eso sí que nos cuesta, solo basta que alguien te pregunte ¿Qué es lo que quieres? Para que comencemos a tartamudear y comenzar a buscar centrar nuestras ideas en función de lo que queremos. Aunque es algo muy común es una enfermedad de la que podemos salir y la cura no es ni cara, ni se lleva mucho tiempo.

Si quieres manejar tu economía personal de manera que tu futuro comience a verse más claro y esperanzador, es el momento de aclarar las cosas. Para terminar de aclarar lo que necesitas e incluso lo que deseas, es hora de que tengas una ayuda para hacerlo. Si sabes lo que quieres entonces estarás en condiciones de hacer un mejor uso de los recursos con los que cuentas.

Para hacer un objetivo debes considerar: ¿Qué quieres? Debes establecerlo de manera clara y sencilla, de manera que cualquiera pueda entenderlo. Es necesario que determines el tiempo para lograr lo que quieres, saber si es verdaderamente realizable lo que planteas y debe ser una declaración que pueda ser medida. Por ejemplo, te pones como objetivo viajar de vacaciones al Caribe. El objetivo debería ser algo así: “ Viajar por avión con mi pareja a Aruba, por 5 noches y 6 días y hospedarnos en un resort con todo incluido, para la primera semana del mes de septiembre de 2019” Así podrás establecer cuánto puede costar hacer eso y si es real que puedas hacer ese viaje, de ser posible entonces estableces pequeñas metas, como: Suponiendo que esté comenzando el año 2017, establecer cuanto debes ahorrar mensual para comprar tu billete en enero de 2019 para que te salga más barato.

hombre pensando

Y si a mediados de 2019 no alcanzas a reunir lo suficiente, entonces podrás trabajar horas extras, o hacer trabajos adicionales, eso es posible hacerlo gracias a que puedes medir, de esa manera sabes si tienes que ajustarte mientras vas ejecutando lo que planificaste para alcanzar tu objetivo. Por eso es importante el poder medir tu progreso es tan relevante para obtener resultados deseables.

Ya tienes la forma de establecer tus objetivos y metas, ahora es cosa que te pongas a trabajar con tus recursos, dinero, tiempo, tú como persona, tus ahorros, todo lo que te sirva para lograr lo propuesto. El uso más adecuado de estos recursos marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu plan personal, usa la lógica. La gente no debería gastar más de lo que gana ¿Cierto? Debería tener para pagar los compromisos que contare ¿Verdad? ¿Puede alguien comer más de lo que el límite de su estómago le permite? Si lo hiciera ¿Qué crees que le pasaría? Igual sucede con los asuntos económicos.